16/5/09

"En el cementerio"


Me he quedado sola.

Hace tres días llegamos a un cementerio y aquí sigo… con el matrimonio que cuida de los jardines y tumbas.
Ambos son poco dados a hablar.

Josué dice que al no tener contacto con vivos, no saben relacionarse con estos.
Yo en realidad pienso, que no quieren hacerlo.
Son huraños y desconfiados, pero tienen buen corazón.
Me han abierto la puerta de su casa y, Lucila, me está cuidando como si fuera mi propia madre (lo necesitaba).

Samuel pasa las tarde a mi lado, mientras yo pelo patatas para los guisos del día siguiente (comemos patatas todos los días. Parece ser que es lo único comestible que se cultiva bien por estas tierras. Lo cierto es que me encantan y gracias a ellas, puedo colaborar en algo). Ninguno de los dos hablamos, pero yo me siento muy cómoda con él.

Josué volverá dentro de dos días. Marchó algo deprisa y preocupado.
Recibió un sueño telepático, que le avisaba del peligro que corría la vida de uno de sus maestros y amigos.

El sueño, me contó, que era muy real, parecido al que tuve yo cuando “aluciné”.
Dice que sabe que es un sueño telepático, porque su maestro le “despertó” en el sueño y le habló allí mismo, donde Josué y yo pasábamos la noche.
Deseo que no sea nada y que Josué vuelva pronto.

Mientras tanto…
Voy a seguir pelando patatas.
Muchos besos para todos. votar

1 comentario:

  1. ufff.. lo siento... que vuelva pronto.... porque muchas veces tenemos problemas con alguien.. pero son impresindibles en nuestras vidas...
    Besos
    www.AristidesEchauri.Com


    ResponderEliminar