24/5/09

“Explorando”


He salido a explorar por los alrededores del cementerio. Creo que puedo encontrar algo de fruta fresca. Me pareció ver un naranjo cerca de aquí.

Josué aún no ha vuelto. Ha tenido que pasarle algo. Ojala pudiera contactar conmigo de algún modo.

Lucila está enferma. He estado la semana cuidando de ella. También he hecho las labores que hace ella en el cementerio.
Lo cierto es que estoy bastante cansada. Es un trabajo al que no estoy acostumbrada.
Nos levantamos antes de que salga el sol y nos acostamos mucho después de que se haya ido. Y realmente no paramos de hacer cosas.

Lucila a pesar de que está en cama, dispone lo que hacer durante cada día. Samuel la mira preocupado. Parece que no es la primera vez que tiene estos achaques.
Les dije que si iba a buscar a un curandero, pero ambos se negaron. Dicen que no es grave, que esa sensación de fatiga y dolor muscular, ya lo ha tenido varias veces, y que con mucho descanso y cuidados, se pasa.
Bueno, eso es lo que estamos haciendo, cuidarla y mimarla mucho.


Alrededor del cementerio hay mucho ramaje. A penas se ve el camino que tengo delante. No sé que habría hecho si voy a buscar al curandero yo sola. Creo que me tendría que haber vuelto rápidamente con Lucila y Samuel. Como ahora…
Estoy intentado regresar al cementerio, pero no reconozco el camino que tomé para llegar hasta aquí…
La noche comienza a caer…
Vaya… esto se parece mucho al “sueño” que tuve. Tengo miedo…
Espero que no pierda el conocimiento como paso en la alucinación…
Creo que estoy viendo un sombra que viene hacía mí… parece tener prisa.
No reconozco la silueta. Creo que no es Josué.
Voy a esconderme detrás de este gran árbol, a esperar a que pase.
Nos vemos pronto.
Besos.
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario