19/7/09

“Mariana”


Casi no he dormido.
He estado acompañando a Mariana.
Josué y su maestro tuvieron que partir a una aldea cercana. Una llamada de auxilio de unos niños, les hicieron tomar la decisión de alejarse por unos días del Sur.
Ayer ya no pude más y perdí la consciencia.
No estoy acostumbrada a tanto calor.

Mariana es una persona especial. En parte nos parecemos, pero por otro lado, es demasiado escéptica. No cree nada que no consiga ver con sus propios ojos.
Reconozco que yo antes era así, pero este viaje, me está haciendo cambiar.
Le intenté contar las aventuras pasadas, desde que salí de la posada de mis padres…
En ocasiones, ha sido como hablar con un trozo de madera.

A algunas experiencias que le he relatado, sí que les ha prestado más atención. Incluso hemos llegado a las mismas conclusiones (como cuando Jota decidió dejar su vida, para incorporarse a aquel pueblo recién nacido. En este punto coincidimos. Mariana dice que es tan importante perseguir nuestros ideales más profundos, como respirar. Por eso ella está aquí en la excavación. Apenas si le cuesta trabajo. Está haciendo algo que le emociona y le estimula mucho).

Cuando le he explicado algunas experiencias sin mucha lógica (como cuando tuve aquel sueño real o me perdí cerca del cementerio…), ha intentado buscar la explicación en mi cabeza. Dice que todo es producto de mi gran imaginación. Dice que Josué se parece mucho a mí en ese aspecto… Le he dicho que para mí todo lo vivido ha sido muy real, y que si ella lo hubiera “visto”, que también lo sentiría así…

Ahora estoy reposando. Ya no dejan que me acerque a los restos. Cuando algún ayudante de Mariana me ve, grita la voz de alarma. Entonces unos cuantos salen a mi encuentro ataviados con grandes sonrisas y buenos modales…

Vaya… espero recuperarme pronto… y espero que cuando lo haga me dejen seguir colaborando en los hallazgos… esta gente es muy estricta…

Estoy en una tienda de tela, sin puerta. El aire caliente y el polvo, entran constantemente dentro.
Parece que regresa Mariana con mi comida…
Ojala la convenza para que me dejen trabajar esta tarde…
Besos y abrazos.
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario