3/9/09

“El significado de los sueños”

Como os dije el otro día, Josué nos reunió a los nuevos alumnos en la sala amarilla, para darnos unas pautas a seguir en la posada mágica.
Yo pensé que seríamos muchos, pero al llegar, solamente estábamos cinco personas: Raúl, Luis, Estrella, Magda y yo.

Josué nos instó a que fuéramos vestidos de negro, ya que necesitaba que estuviéramos muy activos y atentos durante la sesión.

El primero en hablar fue Josué:
- Imagino que todos sabéis que estáis haciendo aquí. Algunos habréis venido solos y otros como Serena, con algún maestro de la torre – hizo una pausa para observar detenidamente a los alumnos – Pero todos tenéis una cosa en común: vuestros deseos de aprender y avanzar.

Estrella sonrió y asintió con la cabeza.

- Como veis – continuó Josué – el aspecto físico en este lugar carece de importancia. Luis es una persona de edad avanzada – se dirigió a Luis y le estrechó la mano – Magda tiene una limitación que le impide andar – pasó cerca de donde estaba ésta, y le tendió también su mano – Raúl es casi un niño – repitió el acto anterior – Estrella es una buscadora, y esta escuela no es su primera parada – Estrechó también su mano – Y Serena era una joven bastante escéptica al comienzo de su viaje… ¿Verdad Serena?

Josué me tendió su mano e hizo que me levantara y me pusiera cerca de él.
- Sí… - respondí con algo de pudor – en mi aldea todos son así. Vivimos rodeados de oscuridad y silencio. La magia no existe para mi pueblo…
Un leve murmullo se escuchó en la sala.

- Bien – Dijo Josué – Mirad. Todos habéis tenido uno o varios sueños antes de llegar aquí – Magda puso cara de sorpresa – Serena los ha tenido en más de una ocasión en el viaje. Cada uno de vosotros sois los únicos que podéis saber el significado de esos sueños. La escuela os ayudará a entenderlos, si aún no lo habéis comprendido.

- Vaya…- Pensé – Parece que no voy a saber de que se trata por ahora…

- Serena sabe el significado de uno de sus sueños ¿no es así Serena? – Preguntó Josué.
Estupefacta respondí:
- Creo que no… aún no se el porque de mis sueños reales. En algunos los he pasado bastante mal, aunque otros han sido muy gratificantes.
- Exacto – Dijo en voz alta Josué – Los sueños en los que lo has pasado tan mal, fueron durante la primera etapa del viaje… Luego, llegó la calma…
- Es cierto – Dije pensativa – Al principio que no creía en nada, mis sueños eran desagradables. Pero luego, cuando estuve enferma en las excavaciones, tuve sueños que se parecían mucho a los alrededores de la escuela…
- Viste el futuro en tus sueños Serena. Tu mente viajera, ha ido aprendiendo y adquiriendo varias habilidades. Los sueños te han ayudado a ello. La telepatía ha sido otra de estas habilidades. Todo pasa por algo, todo tiene un significado. Nada ocurre por casualidad.

Nada ocurre por casualidad… parece verdad.
Os veo luego.
Hasta ahora. votar

3 comentarios:

  1. Me gusta tu manera de escribir. Es sutil, brutalmente sincera... :)

    ResponderEliminar
  2. La casualidad no existe, estoy de acuerdo, sí existe la causalidad. Excelente relato amiga!!!
    Besitossssssssssss.

    ResponderEliminar
  3. Eres escritora profesional, porque ...Uauhh es como si nos situaras el entorno aqui mismo. Mi enhora buena por el blog serena. Gracias y un saludo desde Extremadura.

    http://especialantivirus.blogspot.com

    ResponderEliminar