25/2/10

“Aún En La Torre”

He estado toda la semana ocupada.
Jeno, me encomendó una de las clases de vivencias personales. En ella, hablamos a los recién llegados a la torre, de nuestras experiencias en este lugar mágico.
Una de las nuevas alumnas, es una niña de unos 12 años. Llama la atención, no sólo por su aspecto, sino por las preguntas que hace. Marina, lleva aquí solo unos días, pero ya la conocemos todos. No es muy habladora (solo pregunta), y su aspecto hace pensar que tiene unos 9 años. Tiene el pelo rubio y rizado, cosa muy rara por estas tierras. Dice que su padre (al que no conoció), era un aventurero de otra época…

Le conté a Josué, mis ganas de irme de aquí. Él, estuvo escuchándome durante horas.
Después de explicarle mis razones y de pedirle su opinión, me dijo:
- Serena, ha llegado el momento de que seas tú la que decidas. Como me constaste cuando conociste a la anciana, tienes una meta que cumplir, pero eres tú la que decide los pasos a dar.

La verdad, es que lo que Josué me dijo, yo ya lo sabía. Pero creo, que necesitaba que una persona querida, me lo dijera.

En la torre, desde que ya no está Lorenzo, los días son más largos.
Mariana estuvo con nosotros, muchos días. Las excavaciones están siendo muy fructíferas, y desde que encontró rastros de aquel pasado en que vivimos Lorenzo y yo, no descansa.
Sus investigaciones han hecho, que muchas de las clases de la torre, se modifiquen. Por supuesto, la muerte de Lorenzo también.

No he soñado con él en todas estas noches. Me parece muy extraño, ya que tengo el firme propósito de verlo en mis sueños reales…
Aunque aún continúa, la sensación de una presencia de alguien a mí alrededor.
No sé si es Lorenzo, pero me siento muy a gusto sintiéndolo.

He quedado con Marina en el patio (quiero que me cuente cosas de su padre… no sé a que se refiere cuando dice que su padre era de otra época… Me intriga…).
Ha estado lloviendo (otro hecho extraño) desde que murió el anciano, y los colores de la vegetación que rodea la torre son muy intensos. Eso me gusta.

Yo por ahora, voy a seguir por aquí, ayudando en lo que pueda a Jeno y enseñando mis experiencias (como me dijo la anciana).
Hasta pronto.
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario