4/2/10

“La Anciana Soy Yo”


Como os dije, la anciana regresó hace una semana.
Desde entonces, he podido averiguar muchas cosas relacionadas con ella.
La principal duda que tenía desde que llegué al pasado era, si Lorenzo y yo, estábamos haciendo lo correcto o por el contrario, debíamos volver a nuestro presente, junto a los maestros y alumnos de la torre.
Después de mis primeras inquietudes, el pasado me absorbió de tal forma, que ni siquiera tenía ocasión de pensar en nada. Y lo digo en serio… no sé como, mi mente dejó de pensar y dejó de preocuparse. Ya no era la misma persona que antes… y poco a poco, los recuerdos de mis ancianos padres y de los habitantes de la torre, se iban desvaneciendo dentro de mí.
Pero uno de los acontecimientos de esta semana, justo después de que la anciana volviera, me hicieron despertar por completo.
Me reuní con ella unas pocas horas después de su regreso.
Todas las personas con las que me cruzaba a menudo, me observaban de modo analítico y severo… o eso sentía yo.
Cuando llegué a la habitación de la anciana, ésta tenía un aspecto mucho más cansado y mayor que la primera vez que la vi. Ella entonces, me dijo:
- Eres la esperanza, Serena…
Con mucho tacto, me acerqué a ella, la acaricié el hombro y le pregunté:
- ¿Qué quiere decir con eso anciana?
La mujer, con dificultad para respirar, continuó:
- Yo soy tú, Serena… tienes que llegar a comprenderlo, por que sino, nada de lo que está pasando tendrá sentido.
Con mirada de atención y ya preocupada por sus palabras, decidí coger el libro que me enseño la anciana en la anterior visita, e indagar:
- Esa imagen que me enseñó… en la que dice que salgo yo, en otro pasado… ¿Qué significa?
- Bien Serena, escucha – La anciana, se levantó de la silla en la que se encontraba, y comenzó a caminar despacio por la habitación – Tienes que estar muy atenta a lo que te voy a narrar. De ello, dependen muchos acontecimientos pasados y futuros…
Con gesto tranquilizador en mi cara, le dije a la anciana:
- Hable, no se preocupe por nada. Estoy atenta.
Con una mirada fugaz hacía donde yo me encontraba, la anciana comenzó su relato:
- Hace ahora 50 años, cayó en mis manos este libro que te he enseñado. En él, se relatan sucesos pasados, que la historia de la humanidad, nunca ha vivido… Momentos históricos, con imágenes y hechos veraces, que nunca, nunca, han pasado… por lo menos, no en esta realidad.
Con la cara desencajada y algo pálida, la anciana continuó:
- En este libro, descubrí escenas que corroboraron la autenticidad del hallazgo… - Suspiró – En él, salían imágenes de mi misma en circunstancias que yo nunca viví. Al pie de la imagen se hablaba de mí, como una de las personas más influyentes en ese siglo, con virtudes y habilidades, que en esta vida, nunca he poseído… alrededor de mí, un grupo de niños y de seres sobrevolaban la escena…
Impactada ante sus palabras, interrumpí a la anciana:
- Pero… - Levanté la voz algo ofuscada – Usted me dijo el otro día, que yo era la de esa imagen, en un pasado diferente… ¿qué está diciendo?
Con la mirada perdida, la anciana continuó:
- Serena, como te he dicho, yo soy tú. Tú en otro pasado, en otra vida diferente, pero enlazada con tú yo de ahora.
Sin poder comprender sus palabras, una sensación conocida me invadió por completo.
- Yo… - Balbuceé – No logro imaginar lo que me estás contando anciana… Dices que he de volver a la torre, a ese otro pasado que nunca viví y que tú y yo, somos la misma persona en tiempos diferentes… No lo entiendo.
- Recuerda las enseñanzas de Lorenzo. Él también estuvo en mi pasado desde el principio. Me enseñó y me ayudó mucho a comprender… tienes que abrir más tu mente Serena… el futuro depende de ti.

Con intranquilidad, decidí dejar la conversación con la anciana para otro momento.
Necesito aclarar todo lo que me ha contado.
Aún necesito comprender lo que está pasando.
Hasta luego.
votar

2 comentarios:

  1. buenas tardes me encanto leerte que tengas un bello fin de semana,te dejo muchos besitossssssssss

    ResponderEliminar
  2. BUENAS E INTERESANTES LETRAS PERDON POR TARDAR TANTO Y BESOSABRAZAOS

    ResponderEliminar