29/9/10

“El Diario de una Soñadora”

Valentín ha venido a verme hoy muy temprano. Todavía no había abierto los ojos, cuando el cocinero, con mucha prisa, ha llamado a mi puerta:

- ¡Serena! Tienes que ver esto.



Dice, que en su futuro han encontrado una gran cantidad de escritos.

- Parece – Ha dicho – Que no son de mi época. En el futuro en el que estoy, tenemos muchas ideas nuevas, muchos descubrimientos, y muchos libros, contando el pasado, pero nada como una parte de los escritos encontrados…

Intentando prestar atención a mi amigo, pregunté:

- ¿Y por qué me buscas tan pronto? Dime, ¿qué es lo que no puede esperar?

El cocinero mantuvo el silencio un par de minutos, que se hicieron eternos:

- Mira… He traído esa parte de los escritos, de la que te hablo…



Miré sus manos, y en ellas, sostenía una pequeña hoja de papel, con unas letras en grande que ponía: El Diario de una Soñadora.

- Serena… - Continuó – Creo que es un escrito del futuro. Un escrito que…

- ¡Dime! – Exclamé impaciente.

- Está firmado por alguien llamado Serena…

- Una casualidad – Dije sin darle muchas vueltas – Alguien de un futuro lejano, se llama como yo ¿Cuál es el misterio?

Valentín me señaló el final del escrito:

- Éste…

Miré sin esperar nada impactante, cuando leí la frase:


UN MUNDO EN PAZ, ES UN MUNDO LLENO DE VIDA.



Me quedé quieta y callada un buen rato, hasta que Valentín rompió el silencio:

- Eres tú Serena. Esa persona que ha escrito esto, eres tú. No puede ser una coincidencia.

- Vale – Respondí – Porque yo diga esa frase a menudo, no significa que…

- Sí – Interrumpió el cocinero – Sí que significa eso. En algún momento de tu vida, irás a ese futuro lejano Serena. Y escribirás esto.

Valentín me acercó el escrito y me dejó leerlo:



“Por fin podía ver ese mundo deseado por la mayoría. Estábamos vivos, realmente vivos.

Vivíamos en un mundo en paz. Todo estaba en equilibrio. Las energías se compensaban.

El apego, el odio, el rencor, el sufrimiento, habían desaparecido de todas las mentes. Sabíamos que eran, pues convivimos con ellos por mucho tiempo, y nuestra huella pasada aún seguía presente, pero ya no ganaban ellos.

Ya nadie ganaba. No había nadie, ni ganadores, ni perdedores.

Por fin comprendimos. Estudiábamos el pasado como una asignatura ya superada. Pero lo mirábamos a menudo. Sin miedo a que se volviera a repetir. Ya nada podría impedir nuestra evolución.

Era el momento y los acontecimientos adecuados. Vivíamos sin miedo”.



- ¿Un mundo sin nadie? ¿Qué significa Valentín? – Pregunté sin querer meditar en la respuesta yo sola.

- No estamos seguros. En mi época, están analizando si verdaderamente significa un final o realmente, un principio… Lo que está claro, Serena, es que has de venirte conmigo a mi futuro. Jeno ya está de nuevo allí. Te estamos esperando.



He quedado con Valentín para esta noche.

Me voy a su futuro, a seguir indagando.

Hasta pronto. votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario