27/10/10

“Aprendiendo Del Futuro"

Hoy ha sido un día fructífero.

Me he levantado muy temprano, y he ido a clase. Más tarde, he estado intercambiando opiniones con algunos estudiantes de la torre.

Jeno y Valentín, me miran desconcertados.

- Pero Serena – Me reprochan – No puedes unirte a las personas, que nos quieren mantener en este presente.

- Ya lo sé, amigos – Les respondo – Pero, he de seguir aprendiendo. Sea aquí o en mi presente. No puedo desaprovechar la oportunidad de conocer cosas nuevas…

Parece que no me entienden…

Por más que les explico que las clases de este futuro, son muy interesantes, no me oyen. Ellos tan solo desean regresar por cualquier medio. Incluso Valentín desea salir de aquí para no volver nunca.

- Sé que suena raro – Me comentó ayer – Pero no puedo seguir viviendo en este presente. No comprendo a las gentes del lugar. No parece que hayan evolucionado en años de enseñanza.

Jeno, con su particular idea de los acontecimientos, le apoya:

- Es así, Serena. Este futuro, no es el más halagüeño. Creo que hay otros futuros, mucho más avanzados. Recuerda que tenemos que ir a aquel futuro de tu escrito…

Lo que yo pienso ahora mismo no les importa mucho.

No comprenden que lo interesante de estar aquí, es aprovechar hasta el último resquicio de sabiduría que haya. Cualquier cosa es bienvenida. Los chicos del patio, tampoco comprenden que hago yendo a clases y hablando con el maestro Lorenzo.

- ¿Por qué aprender? ¿Por qué creer en que eso te ayudará en algo?

Todas las noches, se acercan hasta nuestra ventana, y nos lanzan unas instrucciones para los sueños de esa velada.

- Tenéis que ser muy precisos – Nos dicen – Si queréis salir de este presente a través de los sueños reales, no podéis dejar de practicar.

Jeno y Valentín siguen intentándolo, a pesar de los malos resultados.

Yo, como digo, prefiero vivir en este presente. Descanso por las noches y estudio por el día… Lorenzo viene a por mí, cada mañana con un horario de actividades, acompañado de una estudiante de la torre. Cada día es una diferente.

- Tienen que aprender que hay otros “mundos” Serena – Me dice el Maestro – Intenta que comprendan quién eres y de donde crees que vienes.

Al anciano sigue convencido que no soy de mi presente…

El Maestro piensa que la posada y todos mis recuerdos no son del todo reales.

- ¿Dices que mis padres nunca han existido realmente, Lorenzo?

- Exactamente no… - Me dijo – Creo que tus padres te recogieron cuando eras un bebé… creo que alguien del futuro te abandonó en la posada y que tus llamados padres, se inventaron tu vida.

Así que, según el Maestro, parece que nunca nací en mi ciudadela. Él cree que mis padres me han mantenido engañada durante años…

Pero yo no puedo pensar eso. Ellos nunca me ocultarían algo tan importante…

Soy su hija, aunque como opina Lorenzo, no sean realmente mis padres…

- Dudo mucho que tus padres de la posada, sepan que vienes de otra época… - Me ha dicho el Maestro – Tan solo decidieron acogerte y darte una vida… sin más.

Sin más…

Hasta luego. votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario