8/12/10

“El Libro Mágico”

En pocos días he conseguido averiguar todas las dudas y preguntas que tenía.

Me ha ayudado mucho el maestro Jeno, que con su peculiar modo de enseñar, me ha abierto los ojos y me ha introducido en un nuevo recuerdo real, sin apenas esfuerzo.

Ya sé quién es el hombre que me entregó a mis padres, quién es la chica del sueño del Arco, como regresar a mi presente y quién es en realidad el Maestro Lorenzo.

Mi intuición me decía que debía de confiar más en Jeno que en Lorenzo, pero mi lado más racional me hacía seguir al Maestro del futuro, con muchas ganas de aprender de nuevo de él.

- No es la misma persona – Me decían una y otra vez Valentín y Jeno – Créenos amiga. Nosotros conocíamos bien al Maestro, y esta persona no es él…

Al principio, no entendía porque decían todas aquellas cosas. No podía comprender como era posible que estuvieran tan seguros.

Todo cambió hace dos noches, cuando el Maestro Lorenzo vino a verme a mi habitación:

- Ya estás hecha toda una mujer Serena – Dijo con tono de sorpresa – Recuerdo la última vez que te vi… eras tan pequeña…

Aquellas palabras me despertaron:

- Maestro, pero si me viste hace pocos meses. Sigo siendo la misma Serena ¿No me recuerdas?

Lorenzo se quedó mudo y abrió muchos los ojos:

- Sí, sí… te recuerdo – Consiguió articular.

Después de aquello, fui a ver a Jeno y se lo conté. Éste me dijo que tenía que confiar en él y que debíamos de trabajar juntos, para conseguir irnos de ese futuro.

- ¿Quién es ese Lorenzo, Jeno? Parece que me conoce de hace mucho, pero no recuerda quién soy.

- Es así como tenía que ser, Serena… -Dijo el maestro – Lorenzo murió en el pasado siendo anciano y su esencia, aunque siga con nosotros, no es la de este Maestro del futuro.

- Ayúdame – Supliqué a Jeno – Necesito saber que pasa y como cambiar las cosas.

Jeno me observó, como otras veces había hecho e hizo un gesto afirmativo con la cabeza.

- Claro que te ayudaré Serena – Respondió – He estado esperando a que te acercaras a mí, para pedirme ayuda. Ese era mi cometido en esta aventura al futuro. Ven – Dijo, mientras, se acercaba a uno de las estanterías de la sala – Aquí tengo todo lo necesario para comenzar…

Jeno cogió una gran llave que guardaba en uno de los cajones de la cómoda, y abrió un compartimento cerrado de la estantería:

- Este libro te ayudará a entender. Tienes que tener cuidado, ya que es un libro mágico, y en él se encierran muchos misterios. Tan solo tienes que descubrir los tuyos, sin ir más allá ¿Has comprendido?

- Si, maestro – Dije con poco convencimiento – Intentaré no ir más allá de mis dudas, pero…

- Ya lo sé – Prosiguió mi amigo – Eres una gran curiosa y te va a resultar difícil, pero tienes que hacerlo… de ello depende nuestro destino en esta realidad…

- De acuerdo – Afirmé – No te preocupes Jeno. Lo haré bien.

El libro es un susurro en mi cabeza. Todo el día parece que me habla y me cuenta historias y métodos para conocer más y más, acerca de mi misma.

- Si todo fuera así de fácil – Le he dicho a Valentín esta mañana.

- Todo es así de fácil – Me ha respondido el cocinero – Lo es, si tú lo deseas.

Todas las dudas parecen estar despejándose. Os seguiré contando.

Besos para todos. votar

1 comentario:

  1. Querida Carol: no he leído tu entrada, lo reconozco, pero es que esta vez el motivo de mi visita es otro... Ven a agradecerte el hecho de que hayas dedicido ser ami-blog de mi pequeño y humilde rincón poético y de aprendizaje, que desees acompañarme en una aventura poética que inicié en el mes de mayo y que me está costando sangre, sudor y lágrimas, porque este nuevo blog es continuación de otro muy hermoso cuyos pilares cayeron con estruendo y dolor... Por eso, MI AMANTE, LA POESÍA y mi corazón te abren sus puertas de par en par y desean desde lo más profundo de su ser que este sea el comienzo de una nueva relación de ami-blogs fructífera y entrañable...

    Un beso y una flor!

    ResponderEliminar