16/2/11

“La Historia Pasada”



Los viajeros en el tiempo y el espacio…

Estoy inmersa en la lectura de varios escritos de la época pasada.

Parece ser, que antes de controlar la mente, los seres humanos, fabricaban aparatos que los ayudaban.

Todas las cosas que me he perdido por los ocultadores…

Y mi padre verdadero era uno de ellos…

Los acontecimientos van llegando sin esperas.

Todo lo que ayer era nuevo para mí, ya no lo es.

Mis amigos siguen aquí conmigo. Ayudándome a entender y a aprender.

- Cuándo te reconocimos, Serena – Me dijo ayer Jeno – Dudábamos de todo y de todos. También de nosotros mismos. El cocinero y yo, creíamos que tardarías mucho más en conocer esa parte de la historia oculta.

- Gracias a vosotros, imagino – Respondí sin prestarle mucha atención, ya que estaba leyendo.

- No tienes que quitarte mérito Serena – Intervino Valentín – Tú eres una persona muy especial y tienes que saberlo.

Levanté mi vista del libro, y sonreí:

- Gracias amigo – Dije feliz – Pero soy igual de especial que los demás.



Estoy leyendo otros diarios, que hablan de los aparatos inventados por los seres del pasado.

Creían fielmente en ellos mismos y eran capaces de crear cosas inimaginables por las generaciones pasadas. En uno de los escritos, una joven hablaba con su abuelo de unos aparatos para hablar en la distancia (parece que no existía la telepatía por aquel entonces):

– Y dicen que en unos años, terminaremos hablando con ellos por la calle… y que todos tendremos uno… - Decía la joven al abuelo.

– Si claro – Respondía el hombre – Como si eso fuera posible. ¿Hablar con un aparato tan grande por la calle? A ver como lo hacen – Las risas burlonas del abuelo, enfadaron a la chica, que exaltada por la crítica, comenzó a escribir con letra tosca y rápida.

“Yo no le he dicho nada más al abuelo. Piensa que no vamos a avanzar nunca. Que todo será como en su tiempo… pero las cosas han cambiado y cada vez habrá más descubrimientos… tal vez él no lo vea, pero yo seguro que sí”.

Parece que la chica no se equivocaba. Años más tarde (unas páginas más adelante del diario), he podido leer como los seres de su tiempo, crearon unos aparatos pequeños y manejables, para hablar a larga distancia desde cualquier punto del planeta:

“Yo ya soy vieja, pero mis nietas verán con sus propios ojos, que los descubrimientos, nos harán cambiar. Nos harán ser mejor de lo que somos…”.

Y creo que si que cambiamos…

Cambiamos tanto, que ya ni siquiera sabemos en esta época, todo lo que pasó entonces.

He ido a ver al Maestro Lorenzo esta mañana:

- No entiendo porque no conocemos nada de lo que estoy leyendo, maestro.

Lorenzo me ha mirado, mientras se mordía el labio inferior:

- Serena – me ha dicho - Los seres humanos se perdieron. Ya les pasó a sus antepasados y quemaron su historia… ya sabes (como te he dicho muchas veces en las clases), que el pasado hay que estudiarlo y recordarlo para aprender de él, y mejorar (y no caer en los mismos errores). Pero…

- ¿No supimos hacerlo? ¿Pero, por qué?

- Los ocultadores son solo una parte en la historia… han habido otros que han cambiado la historia a su modo…

Lorenzo se ha ido de la sala con la cabeza agachada…

Parece que siente pena o vergüenza del pasado.

Creo que él estuvo en muchas partes de la historia que se perdió.

Mañana volveré a buscarlo.

Hasta luego. votar

2 comentarios:

  1. SI ERES DE GRANADA ME ALEGRO MUCHO
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario! Veo que tú también eres de Granada. Te sigo en tu blog :) Un saludo :)

    ResponderEliminar