8/6/11

“Un Viaje Sin Retorno”

-          Tengo que advertirte una cosa – Me dijo Josué hace tres noches – Esta nueva aventura, puede ser un viaje sin retorno…
-          ¿Sin retorno?  - Pregunté inocente.

Mi primo me miró de arriba abajo, y continuó:

-          Hace tiempo que quiero hablar contigo Serena…
-          ¡Dime! – Grité - ¿Qué pasa?
-          Bien… - Comenzó – Si el Norte como dicen ha desaparecido… Nosotros también lo haremos.

Con risa burlona y alegre por esas palabras catastrofistas, le dije:

-          Claro primo… Y luego una gran sacudida terminará por hundir el planeta…

El joven maestro no entendió mis palabras, y con cara aún más seria me dijo:

- No es una broma Serena… Nuestra vida y la vida de la torre, corren un peligro real.

La mirada huidiza y asustada de mi primo, me hicieron reaccionar:

- De acuerdo Josué… - Dije – Dime que tengo que hacer si algo nos pasa.
- Vale – Respondió – Me alegra que quieras escucharme – Me dio una palmada en la espalda y se sentó a mi lado – Serena… este viaje puede que nunca haya existido. Cuando lleguemos al Norte, es posible que vuelvas a ser una niña y que no recuerdes nada de los últimos años.

Suspiré.

- Que susto me habías dado primo – Dije con una leve sonrisa – Creía que nos íbamos a morir todos.

El maestro volvió a mirarme de arriba abajo:

- Y eso es lo que pasará Serena… Puede que eso sea lo que ocurra.
- Pero, ¿Cómo? ¿Por qué? – Pregunté impaciente.
- Tú dejaras de ser la que eres ahora y volverás a ser una niña, pero tú, la Serena que tengo ahora delante… habrá desaparecido.
- Lo veo muy complicado de entender – Murmuré sin ganas – No puedes estar hablando en serio.
- Lo que teníamos claro, es que en la aldea, algo estaba pasando. Los rumores de destrucción han sido muy fuertes y todos los viajeros que llegaban a la torre, hablaban de la desaparición del Norte…

Me eché las manos a la cara.

- Primo… No quiero desaparecer. No quiero olvidar todo lo que he aprendido en la torre y en el viaje hasta ese lugar mágico. No deseo olvidarme de los maestros y de los compañeros… Pero… - Pensé durante unos segundos - ¿Volvería a vivir lo mismo? ¿Me iría de mi ciudadela al igual que hice hace dos años?

Josué movió la cabeza a ambos lados:

- ¿No? – Pregunté rápidamente – Pero…
- Está dentro de las posibilidades, pero no creo que pase… Este presente, no volverá a ocurrir exactamente igual…

Confusa y ahora sí, preocupada por todo lo que había oído, concluí la conversación:

- No quiero saber nada más – Dije – Si algo tiene que ocurrir… ya lo veremos. Mientras tanto, vivamos esta fantástica aventura, ¿Vale primo?
- De acuerdo Serena – Respondió con tono serio.
- Entre el peligro de los sueños reales, y lo que me has contando… prefiero no pensar más… Voy a ver a Jota.

Estos días han sido maravillosos. Estrella, Jota y yo, hemos contando muchas historias y nos hemos divertido con los artilugios que ha creado Jota.

Ya no pienso tanto…

Hasta pronto.
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario