5/10/11

“Perdidos En El Tiempo Y El Espacio”





- No sois de esta época – Así de firme fue el Maestro, cuando todos llegamos a su habitación – Y tenéis que iros.

Jota se quedó mirándome, con miedo:

- Y si no somos de esta época… ¿De dónde somos? – Preguntó mi amiga sin comprender.

- Yo sé que no soy de esta época – Dijo el cocinero.

- Y yo – Intervino Pablo.

- Ni siquiera tú lo eres – Le dije a Lorenzo mientras rodeaba con uno de mis brazos a Jota.

- De acuerdo… - Comenzó a hablar de nuevo el anciano Maestro – Me he explicado mal…

En esos momentos Estrella entró en la sala.

- ¡Estrella! – Gritó Jota con alegría - ¿Cómo es que estás aquí?

- Muy bien… Ya estamos todos – Concluyó Lorenzo.

- No lo sé… Ha sido todo muy raro. Ayer por la noche, algo dentro de mí, me empujó a regresar a la torre. Aún seguía en el camino y no recuerdo haber tenido sueños telepáticos…

- Estrella se ha explicado muy bien – Dijo el Maestro – Hay algo dentro de vosotros que no pertenece a este lugar ni a este tiempo. Valentín habla.

Lorenzo se giró hacía el cocinero que se mantenía calmado, sentado en una silla al fondo de la habitación:

- He visto a tus padres Serena – Dijo con intriga.

- No puede ser… Mis padres están muertos – Respondí.

- No lo están. Por lo menos, no en esta realidad.

Nos quedamos inmóviles.

- Vinieron a verme al comedor y me explicaron que eran maestros de la torre, desde hace años.

- ¿Mis ancianos padres? ¿Maestros? – Pregunté incómoda.

- Sí… y no solo eso. Conocían a Serena… pero no sabían quién era la Serena que había llegado estos días a la torre. O sea… no sabían quién eras tú, amiga – Valentín hizo un gesto de fatiga.

- ¿Y eso que significa? – Pregunté.

- Pues que vuestra realidad o ha sido modificada o es que no es la vuestra – Dijo el Maestro – Tenéis que iros.

Asustada y con la cara desencajada, a Jota le dio por reír a carcajadas:

- Claro… Y luego dirás que nunca hemos existido…

El Maestro no pestañeó:

- ¿Qué ocurre? ¿Es así? – Preguntó Jeno.

- Pues claro que no, amigos – Dijo casi en susurros el anciano – Pero no podemos desafiar a las leyes del tiempo y del espacio… Tenéis que iros esta misma semana. Cuando lo tenga todo preparado. 

Mientras tanto no quiero que salgáis de vuestras habitaciones. ¿Me habéis entendido?

- Yo no me quiero ir… - Se quejó Pablo, al fondo de la sala.

- Tú no te tienes que ir, pequeño – Le dijo Lorenzo tranquilo – Te necesitamos en esta realidad. Tienes una de las claves del futuro de tus amigos.

- ¿Tú no vienes, Maestro? – Le pregunté.

- No. He de quedarme. Tengo que hablar con tus padres. Es importante que comprendamos las conexiones entre las distintas realidades.

- Yo me quiero quedar entonces – Le dije convencida.

- No puedes… Te encontrarías con la otra Serena.

- ¿Y si la otra Serena es una farsante? ¿Qué haremos? – Indagué - ¿Y si el cocinero no es de verdad él y nos está engañando?

Valentín me miró con recelo.

- Soy yo, Serena – Me quiso tranquilizar, algo enfadado.

Ya no sé en qué ni en quién confiar. ¿Y si todo esto vuelve a ser una trampa de mi mente?

Llevo toda la semana encerrada en mi habitación, planeando con quedarme en esta realidad (si es otra realidad).

Esta noche iré a hablar con Jeno y con mi amiga Jota. Creo que están igual de perdidos que yo… El único extrañamente tranquilo con todo esto, es mi primo. Es como si ya supiera lo que iba a pasar.

Os seguiré contando.

Hasta luego.







votar

2 comentarios:

  1. para cuando el siguiente capitulo jajaja.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola matias - tarot del amor :D Me alegra que te guste :p El siguiente capitulo es el miércoles! Actualizo el blog todos los miércoles :) Un abrazo

    ResponderEliminar