7/11/12

“El Asombroso Pasado”

Estoy en el pasado. Lo comprendí al poco de llegar aquí.
He tenido mucha suerte del regalo del viaje… La capacidad de viajar en el tiempo y el espacio, y de esa forma tan poco drástica, me ha emocionado. No ha habido luces, ni silbidos, ni mareos… solo un cambio de ambiente.
 He caminado despacio por cada rincón de este lugar mágico.
He conocido personas llenas de historias, que aún no conocen el futuro que vendrá.
Cuando la otra mañana desperté, un muchacho de poca edad, llamó a la puerta de mi habitación en la posada (aquí  lo llaman hotel… curioso nombre).
Con aspecto de no haber dormido casi nada la noche anterior, el chico me puso en sobre aviso:
- No salgas hoy de tu cuarto – Dijo – Multitud de luces inundaran el cielo azul y no se podrá casi respirar.
Sorprendida ante aquellas palabras, le repliqué:
- Soy nueva aquí y quiero conocer este mundo – El joven del Este me miró extrañado – No quiero permanecer sentada sin hacer nada.
- ¿Sin hacer nada? – El chico me acercó un artilugio negro y le dio a un botón. Enseguida, aparecieron unas luces y unas imágenes volando sobre aquel aparato – Aquí, nadie se aburre. Puedes conocer nuestro mundo, como tú lo llamas, sentada cómodamente en tu cama.
Con mucha curiosidad, le di las gracias y me puse a investigar la máquina.
Recordé haber leído algo sobre la tecnología, en los libros de la biblioteca de la torre:
 “Los seres humanos, lejos de controlar los elementos y de manejar la comunicación telepática, utilizaban y dependían de instrumentos eléctricos. Todo ello, les hacía la vida más fácil, pero sin embargo, les embotaba cada día más la mente. Casi nadie intuía ni obedecía a su interior… Eso sí, esos artilugios salvaron vidas y fueron sin duda alguna, el mayor avance de la humanidad, hasta que…”.
Pasó algo… sí. Sé que lo leí. Una especie de revuelo en el grupo del pasado, les hizo radicalizar sus posturas y desgraciadamente decidieron huir de la tecnología por una parte y por otra, alejarse cada vez más de la magia.
Yo había tenido conversaciones con el Maestro Lorenzo, acerca de los seres antepasados:
- Creían controlarlo todo… pero no lo hacían, porque no sabían manejar su propia mente.
Los días en la habitación del hotel están siendo entretenidos… no me lo esperaba.
Y he aprendido mucho de las personas de este lugar. Ellos comenzaron la magia…
Aunque todavía no lo saben.
Hasta pronto.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario