28/11/12

"Fuera del cuerpo"




He estado viajando largas distancias. He atravesado las nubes y me he encontrado con miles de tribus y poblados llenos de vida.

Lejos... Muy lejos de la época tecnológica en la que he estado varias semanas.

Mi cuerpo se ha desdoblado en dos y la parte que no se ve, la que no pesa, se ha elevado por encima de las montañas.

Mi gran amigo Jeno, como otras tantas veces, me ha acompañado en el viaje. Su voz cálida y suave, me ha protegido durante la trayectoria.

- Conócete a ti misma - Me ha dicho - Eres una roca, un águila, una serpiente, una pizca de aliento de otros momentos que nunca existieron.... déjate llevar, Serena. Déjate llevar.

Es lo que he estado haciendo, sin lugar a dudas.

Mi ser no físico, se incorporó de mi cuerpo y salió de él, sin previo aviso.

He comprendido como se sintieron los chamanes de las antiguas tribus, cuando un escalofrío recorrió mi no cuerpo, llevándome al otro lado de las laderas de la torre.

- Viajar en el tiempo y en el espacio no es cosa que guste a todos, ya lo sabes - Lorenzo tan carismático como siempre, me propinó una lección no pedida - Los seres fantásticos no existen. Solo existe lo que tu cabeza cree que realmente es.

- Viajé en el tiempo gracias a unos billetes que encontré en el comedor... - Dije titubeante.

El Maestro me interrumpió:

- No has estado fuera de la torre, ni un segundo... Estuviste en una de las salas grises... Perdida y sin posibilidad de escape... Hasta que te encontré...

Lorenzo respiró profundamente y continuó su charla:

- No quise decirle nada a tus amigos, puesto que nadie debía saber que has estado en la sala de las tormentas...

- Por eso estaba en mi cuarto, cuando desperté y vi a Jota y Jeno, mirándome aliviados.

- Si... Por eso - Respondió en anciano - Y también porque has estado diciendo incoherencias varios días... Viajar en el tiempo... Serena... Has estado perdida dentro de ti.

No quise creer al Maestro. Y no lo hice, hasta que mi cuerpo se desdobló aquella mañana y comprendí que los truenos y la furia de la naturaleza no eran reales... Aunque si cierta.

Yo he estado en el pasado y he descubierto muchas cosas... de mi misma.

Cosas que tenía en silencio.

Asuntos tal vez sin resolver de otros instantes.

Pero he comprendido algo:

He regresado a la torre con un propósito... y haré que los habitantes del lugar, comprendan las maravillas de la vida y de los viajes en el tiempo y el espacio.

Nada existe, como dice el sabio maestro... pero todo es como queremos verlo.

Por eso, esta misma tarde, he quedado con un grupo de estudiantes de la torre.

Juntos aprenderemos a salir de la tempestad.

En una sala gris o en el patio de la torre... No importa el lugar.

La hora se aproxima...

Y tenemos que estar preparados.

Hasta pronto.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario