13/3/13

"La Estudiante Perdida"


Lorenzo ha regresado.
Cuando se marchó, muchos en la torre se quedaron desamparados. Incluso hubo que realizar varios encuentros grupales para ayudar a los más perdidos.
Fue curioso ver como algunos necesitaban a esa otra persona como referencia para poder vivir sin miedos... Muchos en la torre no llegaban a entender porque al que seguían incondicionalmente, había decidido marcharse sin apenas explicaciones.
Algunos se sintieron débiles y cayeron en tristeza profunda. Dejaron de comer, de hablar y de reír... Se aislaron en sus habitaciones y estuvieron así durante días...
Todos consiguieron salir de su encierro... Todos menos una persona... Ella ha salido esta semana, cuando ha escuchado las noticias de la vuelta de Lorenzo... Quería estar preparada y cerca de la comitiva de bienvenida... Sin embargo, nadie la ha dejado participar. A pesar de todo, Lisa no ha cejado en su empeño y ha terminado en la puerta de la torre, haciendo arreglos florales durante toda la semana.
Como una experta titiritera, ha conseguido crear ruedas de flores y chispas de fuego, realmente impresionantes. Parece ser que no ha dormido ni comido nada solido, durante días...
Ha sido curioso verla tan ensimismada en sus labores, completamente obnubilada y sin que nada la perturbara... Realmente no parecía perdida... Sin embargo...
Cuando Lorenzo la vio esperándolo, antes de entrar por la puerta principal de la torre, se dio cuenta enseguida de su locura. Sus ojos la delataban y sus actos acompañaban sus obsesiones.
Le pregunté al Maestro, después de su descanso y avituallamiento, por Lisa:
- Esa chica ha parecido una de las personas más cuerdas de la torre durante la última semana... Sabía lo que quería y como conseguirlo y nada ni nadie la ha parado... Ha estado muy ocupada...
Lorenzo sabia de lo que le estaba hablando. Había visto a muchas personas actuar con esa motivación ciega, aparentando fuerza interna y equilibrio... Hasta que su líder desaparecía de su vida... Entonces dejaban de ser seres responsables y apacibles, para convertirse en lo que eran: personas perdidas y aisladas...
Lisa me ha dado mucho que pensar... Y me ha ayudado a ver las cosas de modo menos insistente.
Seguir a una persona o a un símbolo, y reaccionar solo por ellos, no es la mejor forma de enfrentarse a los problemas... Está claro que puede ayudar en momentos determinados, pero no dejan de ser ilusiones sin base para el equilibrio real de cada uno.
He estado muchas veces perdida dentro de mí misma. Muchas veces no he sabido que hacer, ni hacia dónde ir, y hasta que no me he dejado guiar por mis sueños y las voces de los manuscritos, no he continuado el camino en una dirección...
Lisa ha vuelto a su encierro... Lorenzo no ha retomado su tarea de líder de la torre y ella no ha podido soportarlo. Prefiere vivir en su aislamiento y soledad, sin inmiscuirse en actividades que impliquen relacionarse con otros más fuertes que ella... Por lo menos es así como Lisa piensa... El Maestro lo tiene claro... Lisa tiene que encontrar su camino por ella misma y él no la ayudara...
Parece una decisión dura y algo radical, pero es posible que Lorenzo tenga razón...
A pesar de todo, yo no puedo evitar cuidar de los otros y Lisa me preocupa, así que he decidido acompañarla cada tarde en su encierro por unas semanas... Ojalá encuentre su destino.
Hasta pronto.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario