3/4/13

“La Luz Blanca”


Es curioso cómo me ha perseguido la luz blanca y cegadora en casi todos mis sueños reales.
Desde que salí de la aldea, comencé a tener sueños lúcidos y a viajar desde donde estaba, sin moverme un ápice.
Es como si la magia no hubiera querido entrar en Tierra Opaca, y las murallas que rodeaban la ciudadela rechazaran todo lo mágico y lleno de luz.
Reconozco sin embargo, que algunas veces siendo yo pequeña, recuerdo haber tenido sensaciones de presencias y escalofríos, mientras estaba en mi cama antes de dormir…
Mis ancianos padres me acurrucaban en sus brazos, mientras me cantaban alguna canción con sus labios pegados…
“El pasado es el ahora”, he escuchado esta mañana en sueños. La voz ha sido tan potente, que he despertado de un salto.
Cuando he abierto los ojos, he vuelto a ver la luz blanca y brillante, en una esquina de la habitación.
“Magia, magia”, habrían gritado los aldeanos de mi tierra, “Habrá que decírselo al mandatario de la alta montaña… nadie puede ser ni hacer algo que no existe”.
Con sus voces planas y agotadas por el paso de las calamidades, los vecinos de mi ciudadela, me habrían llevado sin pensarlo a ese al que han de tener miedo…
“Serena…”, me habría comenzado a decir, “Nada de lo que sientes u oyes, tiene sentido en Tierra Opaca… Necesitas corregir tu comportamiento. La magia no existe”.
He respirado tranquila esta mañana, al observar mi cuarto con detenimiento…
Aquí sigo… en la torre, rodeada de aventuras y seres mágicos…
Con un nuevo inquilino del pasado más remoto y disfrutando de largas veladas escuchando sus historias.
Aún no sabe como regresar a su tiempo…
Pese a todo, dice no tener miedo y sabe que todo lo que él haga en este presente, será importante para el suyo.
- Hacía tiempo que no teníamos materiales para desarrollar algo tan espectacular como lo que me ha pasado – Dijo anoche mientras cenábamos – De donde yo vengo – Hizo una larga pausa – Vivimos con los pies en el cielo… nada tiene sentido. Allí han dejado de estudiar para avanzar, han dejado de lado las ayudas para desarrollarnos por completo… - Sonrió – Veo que aquí todo es al revés… lo importante se subraya con creces… estoy contento de haber “aterrizado” en vuestra época…
Lorenzo está siendo un buen anfitrión. Está todo el rato pendiente del nuevo visitante… Dice que es tan importante que ni él mismo sabe lo sustancial que es…
- Tenemos que aprender mucho de él – Me ha dicho hace un rato el Maestro – Es una de las personas que pueden darnos luz en muchas materias oscuras del pasado…
La luz…
La luz blanca y mágica que viene a visitarme entre sueños…
Creo que esa energía forma parte de mi misma… es algo que aún no puedo explicar bien… pero sé que dentro de ella, se encuentran todas las presencias y mágicos recuerdos de mi infancia en la posada.
He quedado con el viajero… me va a dibujar eso que le hacía desplazarse en su presente… Moto, dice que se llama…
Ya os la enseñaré.
Hasta luego.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario