26/6/13

“Un Pequeño Experimento Sin Importancia”

La magia del futuro a donde Juan había ido a parar, huyendo de sus congéneres, era sin duda la mejor que había podido observar.
Aquella caja resultó ser el transportador o la máquina del tiempo, que tantos quebraderos de cabeza había ocasionado en otras realidades.
- Ya sé que vosotros viajáis sin instrumento alguno… - Señaló Juan – Pero tener un objeto físico, ayuda mucho a elegir cuando moverse por el tiempo y el espacio – Hizo una pequeña pausa para beber agua – Sobre todo para los que aún no sabemos controlar nuestra mente – Sonrió y se dejó caer en el sillón.
He estado tan abstraída con las charlas de Juan, que he pensado poco en mis amigos de la torre.
Hasta esta mañana…
Jeno con su singular don telepático, me ha buscado en sueños.
- Serena… - Le he escuchado decir mientras navegaba por un mar azul lleno de calma – Estás muy lejos y llevas mucho tiempo fuera.
El tono de mi amigo me resultó algo preocupante.
- Creo que alguien ha modificado el pasado o algo ha ocurrido en alguna época paralela a la nuestra – Cada vez la voz de Jeno era más y más oscura – Estamos atrapados en una espiral de tiempo…
Mi amigo estaba preocupado… No había dudas de ello.
Si una espiral de tiempo te absorbía, los acontecimientos se repetirían sin descanso una y otra vez.
- Muchos alumnos de la torre se han ido – Continuó – Todo ha cambiado aquí, Serena… Parece que vivamos entre quimeras…
Cuando desperté de mi sueño lucido, fui corriendo a buscar a Juan.
- ¿Sabes si te ha ocurrido algo fuera de lo común en tus viajes por el tiempo y el espacio?
Juan se quedó en silencio por un buen rato.
- ¿Cómo lo sabes?
La cara del científico no daba lugar a dudas… Había estado ocultando información muy valiosa.
- Tienes que decírmelo Juan – Le dije sin resuello – Algo está pasando en la torre… Mis amigos están desapareciendo del mundo real…
Juan dejó a un lado la sartén, donde estaba haciéndose el desayuno.
- No puedo creer lo que cuentas – Dijo – Tan solo fue un pequeño experimento sin importancia…
Valentín asomó la cabeza desde la puerta de su dormitorio.
- ¿Te refieres a la experimentación con partículas subatómicas?
Juan movió la cabeza en gesto afirmativo.
- Antes de huir al futuro, hice algunas pruebas en mi laboratorio… - Tragó saliva – Nada digno de mención…
- Manipulaste algún objeto traído de la torre, ¿no es así?
Juan no podía creer lo que estaba ocurriendo.
- Sí… - Resopló – Nunca imaginé que podría pasar nada…
El timbre de abajo sonó muy suavemente.
- ¿Sí? – Preguntó Valentín – Ah. De acuerdo. Subid… Os estaba esperando…
Con cara de interrogación, observé como mi amigo no dejaba de mover uno de sus brazos nerviosamente.
- Vale Serena… - Dijo – Tu primo está subiendo… Y le acompaña Jota… Es hora de que sepas la verdad.
Sentí el pitido característico de los viajes en el tiempo y el espacio, y de nuevo, perdí el conocimiento.
Las luces brillantes y los ruidos sonoros, no dejan de molestarme.
Mi sueño está en penumbras.
Hasta luego.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario