31/7/13

“El Mapa de Mi Vida”

Cuantas veces desee salir de mi ciudadela… Cuantos años viendo pasar seres desvalidos y llenos de miedos…
Ahora entiendo que aquella realidad puede que fuera falsa.
Lo he comprendido, porque ha venido a verme un doctor de la cabeza.
- Tienes estrés postraumático… - Me ha dicho – Y es probable que tengas que estar un tiempo acudiendo a consulta. No te preocupes Serena.

Parece ser que sí, que no estoy cuerda. Es alucinante…
Sobre todo, porque esta misma semana, he oído telepáticamente a Lorenzo.
- Serena – Me ha dicho – Te necesitamos. No puedes olvidar que estamos en una espiral de tiempo… ¿Dónde estás?
Creo que si le contara al doctor que escucho al Maestro, me diagnosticaría de más trastornos mentales.
- No está bien – Gracias a mi gran oído, he podido estar en la conversación que mi primo y los doctores, han mantenido en la puerta de mi habitación – Hace ya días que despertó del coma, y aunque la recuperación es lenta, creemos que Serena realmente cree que es otra persona…
- No reconoce nuestras caras – Ha dicho Josué con preocupación – Dice que no somos los mismos…
- Sí… Las lesiones de algunas áreas del cerebro… Puede que sean permanentes… - Ha afirmado uno de los médicos – Tenemos que tener paciencia.
- Lo que tiene tu prima – Ha explicado el doctor de la cabeza – Se llama prosopagnosia… Consiste en que no reconoce los rostros...
- Eso no es lo que me pasa a mí – He gritado desde mi cama – Yo no os reconozco porque no sois las personas que conozco…
Jota ha llegado en ese momento, y ha cerrado la puerta del cuarto.
- Hola preciosa – Me ha dicho con voz tranquila – Te traigo unos dulces que ha comprado Valentín. Lo que le gusta la repostería a este hombre…
- Claro – He farfullado – Es cocinero…
Jota ha hecho como que no me atendía y se ha puesto a arreglar mi armario de metal.
- Tengo que traerte champú – Ha expresado en voz alta – Y alguna ropa interior nueva…
Aquí nadie escucha a nadie…
Vaya realidad a la que he tenido que llegar.
Ni telepatía ni avances a nivel de la mente… Estoy aburrida y no puedo escapar de estas cuatro paredes…
Voy a ver si duermo un rato.
Quien sabe… tal vez Jeno o Lorenzo vengan a mis ensoñaciones.
Hasta luego.


votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario